Recientemente y a raíz de, por un lado, la saturación de procedimientos que se vienen ventilando en los Juzgados y Tribunales españoles y, por otro, del revuelo ocasionado por las tasas judiciales, han tomado actualidad en la escena jurídica alternativas a la resolución de conflictos con cierto arraigo como el arbitraje junto con la novedosa mediación.

Así, el 07 de Julio de 2012 se publicó en el BOE la Ley 5/2012, de 6 de julio, de mediación en asuntos civiles y mercantiles, donde se desarrolla esta materia en ramas del derecho privado en las que no era habitual frente a la obligatoria conciliación introducida en laboral o en ciertos procedimientos del ordenamiento penal, tales como los delitos contra el honor.

No sabemos el alcance de esta Ley que se configura como un marco general sobre el cual deberA?n ser las propias Comunidades Autónomas las que lo completen con los oportunos reglamentos; si en cambio que supone un paso mA?s hacia una Justicia en evolución, de la que somos partícipes y deberemos estar atentos.